Olhe o Degrau

re-conocer | co-crear

La iniciativa Olhe o Degrau nació con el objetivo de traer un nuevo punto de vista a las escalinatas de la ciudad de São Paulo y estimular un cambio en su uso. Generalmente abandonadas y degradadas, las escalinatas son vistas como lugares inseguros por la población.

El proyecto encara, por tanto, ese desafío de mostrar a las personas el potencial que las escalinatas esconden, a través de intervenciones simples y participativas que permiten que esos lugares se puedan reintegrar a la red de movilidad peatonal y ser utilizados como espacios públicos para actividades de permanencia, proporcionando el encuentro, la convivencia y las prácticas de actividades físicas y de tiempo libre en la ciudad.

La iniciativa fue construida a través de un proyecto piloto realizado en 2014 y 2015 en la escalinata de la calle Alves Guimarães, en Pinheiros, São Paulo. En un contexto de limitados recursos y esfuerzos para renovar los espacios públicos, el equipo desafíó  las formas habituales de investigar, hacer y construir un proyecto.

Así,se desarrolló un nuevo proceso de encaje continúo con los usuarios -desde el planteamiento de necesidades hasta la ejecución de las mejoras- que hoy es uno de los pilares de la organización. Uno de los resultados de la iniciativa es la diseminación de los métodos aprendidos y refinados a lo largo de las acciones desarrolladas en las diferentes escalinatas de la ciudad, permitiendo que proyectos futuros puedan ser liderados por cualquier ciudadano o ciudadana en cualquier comunidad.

A pesar de que las escalinatas están diseminadas por toda la ciudad, conectando barrios importantes y sus calles principales, no había, en el momento en el que la iniciativa se lanzó, documentación significativa disponible sobre ese tema, ni siquiera una base de datos fiable con las ubicaciones de las escalinatas y sus características. Por tanto, un primer paso importante para el proyecto fue el de proporcionar acceso a esa información.  Para eso, se desarrolló una herramienta de mapeo colaborativo. Ese mapa, online e interactivo, permite que cualquier individuo puede indicar dónde se sitúan las escalinatas que conoce y aportar información sobre sus condiciones.